El mirall

isip

Sí, recuerdo esa pared
de nuestra derruida ciudad.
Se levantaba casi hasta el sexto piso.
En el cuarto tenía un espejo,
un espejo increíble,
porque no estaba roto, fuertemente fijado.

Ya no reflejaba la cara de nadie,
las manos de nadie arreglándose el pelo,
ninguna puerta de enfrente,
nada que pudiera ser llamado lugar.

Estaba como de vacaciones:
se veía en él un cielo vivo,
unas movidas nubes al aire salvaje,
el polvo de los escombros lavado por lluvias brillantes,
pájaros al vuelo, estrellas, amaneceres.

Y así, como todo objeto bien hecho,
funcionaba sin reproche,
con una profesional falta de asombro.

(Wisława Szymborska, poema/obra mestra anomenada El espejo, del llibre Hasta Aquí, Bartleby Editores, 2014. Traducció d’Abel Murcia i Gerardo Beltrán)

(La il·lustració, també un luju, de Jordin Isip)

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s