Amaicha del Valle

La il.lustració d’aquí dalt és de la meva amiga Munay, que trobo que fa uns dibuixos esplèndids. Penso que representa com ningú el ritme pausat i càlid de la vida, la força de la terra, el silenci permanent que es respira -que jo vaig respirar- a Amaicha del Valle i voltants. El text que hi ha aquí sota és meu, de fa uns anys, quan rondava per allà baix, per  la província de Tucumán. Al nord d’Argentina però gairebé al sud del sud. Va por vos, Munay, y por Canela.

Según Gustavo Bravo Figueroa, en Amaicha “todo es silencio y transparencia”, todo “está impregnado de una esencia misteriosa”, de una atracción indescriptible en palabras del diccionario castellano pero palpable y de qué forma en el idioma de las profundidades humanas. Haciendo honor a uno de sus significados en quechua, que es el de reunirse o juntarse, os aseguro que este pedazo de sur del mundo te engancha de tal forma que es uno de esos rincones en que colgarías las botas, te afeitarías la barba al uno o al dos, y plantarías semillas que dejarías crecer y crecer aquí y allá. Y con toda sinceridad, no sé porque lo cuento en condicional y no en presente de indicativo, porque al escribir estas últimas líneas allí estaba y no podía irme. En Amaicha se respira una energía, en cantidad y en calidad, en esencia y en existencia, en la aridez de los días y en las noches cristalinas de inagotables estrellas, que a uno le deja completamente fascinado.

Advertisements

3 comments

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s